October 29, 2012 by ConTextos

¡CADA ESTUDIANTE ES ÚNICO!

Terminó la última semana de ConTextos en escuelas de Washington DC. Esperamos regresar pronto a El Salvador para reorganizar nuestro apoyo a centros escolares que nos esperan para continuar este camino en la mejora continua.

En esta última semana conocimos escuelas con programas bilingües: Bruce Monroe y Scott Key; ambas, tienen en común el desarrollo de clases en inglés y en español aunque también se diferencian por que sus estudiantes provienen y viven realidades diferentes…

En ambas escuelas hemos aprendido estrategias, recursos, ideas que son aplicables a nuestros contextos en El Salvador. Entre ellas quiero compartir algunas impresiones que cautivaron mi atención durante estas visitas, destaco la imagen de un grupo de 22 estudiantes de quinto grado, niños y niñas cuyos rostros reflejaban su fascinación por la literatura; usando eficazmente cada segundo durante los 15 minutos de lectura independiente.

Mientras este aire de alegría, concentración e interés se respiraba en el salón, la docente se acercaba y le pedía a algún estudiante que leyera para ella, lo suficiente para escucharlo pero no tan alto para no interrumpir a los otros niños/as. Ella escribía cuántas palabras lee el estudiante en un minuto y dónde tienen más dificultades, luego les preguntaba de qué trataba lo que estaban leyendo, finalmente la docente explicaba o le recordaba una sugerencia sobre cómo enfrentar la dificultad, por ejemplo escuché cuando recomendó a uno de los estudiantes: “ los buenos lectores leen dos veces las palabras que han sido difíciles para ellos”; esta interacción cercana entre docente-estudiante no duraba más de 4 minutos en este momento de la jornada diaria; durante estos 15 minutos la docente se acerca a la mayor cantidad de niños/as que puede, cinco probablemente es el número límite pero al final de la semana o de dos semanas, ella sabrá exactamente cuáles son las dificultades y el nivel de fluidez y comprensión lectora que tiene cada niño/a con solo dedicar 4 minutos al día para cada estudiante de manera individual en lectura.

Para los docentes que compartieron esta práctica con nosotros ésta es una de las más importantes, pues le permite saber sobre cada uno de sus estudiantes. Sí en esta clase hay momentos para todos pero esos momentos duran entre 5 ó 10 minutos en experiencias comunes. Sin olvidarse de espacios donde cada niño/a pueda poner en práctica sus habilidades y estrategias de lectura, de esta manera el profesor sabrá exactamente en qué se está avanzando y en qué no.

Se trata pues de un cambio en el ritmo de la clase, se trata de priorizar las estrategias de pensamiento sobre los contenidos, en esta clase de lenguaje los niños/as de quinto grado no están memorizando la estructura de un cuento o una novela, están leyendo un cuento o una novela y su profesor/a está atento para ayudarlo a mejorar sus habilidades de lectura, el docente sabe que la lectura es un proceso y no un producto, sabe que entre más se ejercita la lectura mejor se lee pero que cada niño/a necesita apoyos diferenciados según su propio ritmo y estilo. Estos niños/as están en quinto grado y cada uno lee a ritmos diferentes, le interesan libros diferentes, pero cuentan con un espacio en la clase de lenguaje donde tienen la atención completa de su docente para continuar su perfeccionamiento lector.

En El Salvador muchas escuelas y docentes ya permiten 20 minutos para lectura independiente, pero pocos docentes otorgan estos 20 minutos para dividirlos entre 4 ó 5 estudiantes, la mayoría se los guarda para …leer en el mejor de los casos.

Zoila E. Recinos

Recent Posts

November 25, 2020

A Letter of Gratitude

And yet, in both of these places ConTextos calls home where we work with those who are bearing the deepest wounds we find illuminating hope.…

Read More
November 23, 2020

El niño de los 100 teléfonos

Por Luis Colato Mi nombre es Luis Quintanilla Colato, tengo 53 años y 32 años de servicio docente. Inicié mis labores por horas clase en…

Read More
November 10, 2020

¿Quién soy?… ¿de dónde vengo?

Por Paola Armida Rosales Guevara, del Centro Escolar Guillermo Borja Nathan Yo soy; antes que madre, antes que maestra, antes que compañera, antes que comadre,…

Read More